jueves, enero 31, 2008

El perro que repartía tortas


Una de las cosas que más llamaron mi atención en la segunda aventura cinematográfica de Mortadelo y Filemón fue la aparición de un animal hecho completamente por ordenador, en 3D, de nombre Bush y con un comportamiento calcado a aquel chucho intransigente hacia las personas con sombrero que apareció en varios capítulos de la aventura "Chapeau el Esmirriau". Sin duda un guiño para los lectores y un aliciente extra para el público infantil. Además constituye un esfuerzo suplementario para los creadores del filme y los responsables de los efectos especiales (sin duda lo que mejor les ha salido) y un precedente en el cine patrio en cuanto a mezclar criaturas digitalizadas con gente de carne y hueso (no me olvido del mosquito de la primera película, pero no llegaba a estos niveles).
La pega es que el can en cuestión está un poco desaprovechado, porque sus tortas da, sí, pero no las suficientes para justificar su presencia. Ya puestos, para darle un toque de comedia clásica, podrían haber incluido esta escena, que hubiera molado lo suyo:

2 comentarios:

Chespiro dijo...

Curiosamente, el perro ha sido también de lo más criticado, por su voz de Bart Simpson y por no tener sombra (dicen).

bigotito dijo...

en verdad , este perro ya aparece en otros comics , en la maquina del cambiazo , magin el mago, entre otros , y una cosa en general ¿ porque no hacer una publicacion en la que se comparen personajes de la pelicula en carne y hueso a comic , por ejemplo , ver a Toribia dibujada por Ibañez?