miércoles, diciembre 12, 2007

Yo y yo


En Junio de 1987, los que acudimos al quiosco para adquirir el ejemplar de la semana de la revista Guai, nos llevamos una sorpresa mayúscula. Mortadelo y Filemón aparecían la mar de lustrosos en la portada de una nueva revista, y encima dibujados por Ibáñez. Ya en los últimos dias de la editorial, Bruguera nos había intentado meter gato por liebre, con la reedición de historietas firmadas por el maestro, o directamente con aventuras de los agentes ajenas al autor, aburridas y encima, mal dibujadas. La editorial no aguantaría mucho más sin su principal valedor, y cerró la persiana de golpe y porrazo. El Grupo Z se hizo con los fondos y reabrió las revistas así de cualquier manera, pero no estaba Ibáñez. Recién fichado por Grijalbo, dio lo mejor de si en una etapa memorable en Guai, con nuevos personajes: Chicha, Tato y Clodoveo. Es de suponer que la espinita de sus amados Mortadelo y Filemón seguía clavada en su lustrísima calva, y algún que otro cameo hicieron por las páginas de los "parados". Ibáñez quería recuperar los derechos de los personajes, y así la máquina legal se puso a funcionar. Claro, los había creado él, pero el nombre "Mortadelo" como título de publicación pertenecía a los nuevos dueños del material de Bruguera. Una situación complicada. Mientras, el inefable equipo B seguía pariendo historietas insustanciales de unos Mortadelo y Filemón irreconocibles. Al fin se vio la luz al final del túnel.

Quizás me falle la memoria, pero el lanzamiento fue a bombo y platillo, y creo recordar que hubo hasta anuncio en la televisión. Grijalbo se sacó de la manga el "Yo y Yo". Anna María Palé, rescatada de Bruguera y estrechamente ligada a Ibáñez (en lo profesional) llevaría el timón de la revista. Raf ayudaría a Ibáñez como representación nacional, y el resto del contenido se completaría con un puñado de personajes francobelgas de los que Grijalbo publicaba en álbumes por aquel entonces: Lucky Luke, Tomás el Gafe, Iznogud, etc... La mayor parte con continuarás, algo que sin duda echaba para atrás al cierto sector del público.

Se nos presentó una aventura llamada "Terroristas" y un nuevo personaje, Irma, la secretaria, contrapunto de Ofelia. Prometía una especie de retorno a la grandeza. Pero no fue así. La historieta no era nada del otro mundo, se veía que ahí había metido mano algún "negro". La firma de Ibáñez se acompañó desde entonces por el año en que era estampada, y por el copyright. El color era pedestre, nada que ver con lo hecho en Guai. ¿Quizás las prisas por sacar la revista al mercado hicieron que se descuidara esta parte?. Sin duda, el principio del fin de la frescura que hasta entonces habían gozado todos los trabajos del genial autor. Lo mejor, sin duda, las portadas, muy en la línea de los Mortadelos de hacía pocos años.
Sis números más tarde, el Yo y yo mortadelesco aparecería por última vez. Las historietas quedaban inconclusas (salvo Iznogud), y se cerrarían meses más tarde en otras cabeceras. Ibáñez llegaba a un acuerdo con Ediciones B, del grupo Z, y todo el material de Grijalbo pasaría a publicarse por ellos bajo la denominación de Tebeos S.A..
Yo y yo volvería a aparecer en 1990, con Superlópez y Spirou, entre otros, sustituyendo a los agentes.

Curiosidades de la revista
Esta portada que les presento, apareció en un recopilatorio de los seis números. Tapa dura, pero ninguna señal de la editorial que lo publicaba. Tiempo después se reeditó en un Mortadelo de Ediciones B. Pero claro, el chiste dentro de las "oes" se perdería. Disfrútenla.

Un parecido más que razonable el de la portada del número 4 y la aparecida en este antiguo número de Super Mortadelo.

Raf añoraba a los personajes de sus entretelas, y les hizo aparecer vestidos con falda escocesa en unas páginas de Mirlowe y Violeta. Sit Tim, Patson, el comisario y el tabernero, con otros nombres, pero dale que te pego a la bebida.

La página de presentación: Ibáñez resentido contra el Grupo Zeta, disfrazó como militar de las ss a la distinguida competencia (por aquel entonces). Lo que son las cosas, en el Gran Libro de M y F conmemorando los 50 añitos, aparece la citada página y no deja de tener morbo que se publique bajo el sello parodiado. Significa que Grupo Z- Ediciones B no le guardan rencor al genio y saben reirse de sí mismos.

10 comentarios:

octavio dijo...

Espectacular man
me encanta...
en fin. Lo que aprende uno...
un abrazo
o.
pd: me voy a ver el museo del cómic en bruselas, jeje
ya veré si encuentro algo para vos

Tausiet dijo...

¡Enhorabuena!
Archivado en "Revistas" de 13 Rue Bruguera.

Anónimo dijo...

Una gran revista, que pena que durara tan poco.

Don Guri dijo...

Interesantisimo articulo.

De las imagenes seleccionadas, comentar que me sigue sorprendiendo la habilidad que tiene Iban~ez dibujando personajes horribles o macabros, como ese Mortadelo disfrazado de bruja.

Chespiro dijo...

Muy buen post.
¡Qué nostalgia al (re)descubrir que yo tuve una de esas revistas Yo y Yo!

MDIAZ dijo...

Y en la portada del nº1 de YO Y YO aparece un terrorista con una Z en la capucha, haciendo referencia al grupo Z ?¿no?

Mortadelón dijo...

En efecto. Se ve el cabreo del Sr. Ibáñez era considerable.
Saludos.

ElRinconDelTaradete dijo...

Que buena era la revista guai en la etapa de Grijalbo. De lo mejor en revista de humor juvenil que se ha hecho. Debo de decir que aun tengo los 100 primeros numeros que guardo con esmero y cuidadin.Tambien recordar que ediciones B saco un anuncio de sus publicaciones Mortadelo(que no era de Ibañez),Zipi y zape,Superlopez y Pulgarcito(que no era de Jan y muy penoso).
Mirlowe de Raf a ver si se deciden a publicar esta obra en tomos.
Y Tato,Chicha y Clodoveo se tendrian que reeditar tambien por que eran muy buenos (al menos los primeros seis) y no son muy conocidos por el gran publico.
He dicho.

Anónimo dijo...

Increíbles recuerdos, muchísimas gracias, hermano ! Saludos desde Argentina !

Toni dijo...

En la última imagen, los monstruitos arrastrándose y los árboles alargando las ramas como garras me recuerdan mucho a la aventura de Isabel "Los maleficios del Tío Hermes", de Franquin y otros que no recuerdo. Preciosa aventura.