jueves, agosto 28, 2008

Apócrifos en Grecia


Ya vimos el otro día como se las gastaban los griegos con las historietas de Mortadelo ideadas por Ibáñez.
Es curioso que siendo tan inmensa la producción de su creador, para rellenar los mortadelos, en Grecia se tirara también de los apócrifos del momento. Un auténtico trio de ases fluyeron en las páginas de las ediciones del país heleno, debidamente retocados para adecuar las viñetas al tamaño del cuaderno.
Les muestro unos ejemplos visuales, que sé que es lo que más les motiva:


Martínez Osete en todo su esplendor. Fíjense en el público del circo romano, o en la mano negra que luce Mortadelo. Unos bocadillos inmensos rellenan los espacios.

Blas Sanchís devolviéndole la chaqueta a Filemón, y los griegos dejando mudo a Mortadelo y desvariando con el color amarillo.


Demasiados IIAAHH!. Esta viñeta ocupa toda la página, y no me disgusta en absoluto, al contrario.


Casanyes, el rey de la acción. Nótese el cambio de grosor de el entintado en los extremos de la viñeta. Eso es que no usaban el mismo rotring.

No les quiero aburrir con más ejemplos, que los tengo a puñados. Es la manía de siempre, de no respetar las ediciones originales. Y eso no se le puede echar en cara a los griegos, pues Bruguera fue la reina de los desatinos.

Próximamente, cómo se la gastaban los alemanes, que también hicieron de las suyas.

6 comentarios:

Roger dijo...

Jeje, y como apunte, hacer notar que el "DOING" de la última viñeta está escrito en alfabeto occidental xD

Comiquero91 dijo...

No se respeto la obra de Ibáñez la iban a respetar en otros países, de todas maneras estos apócrifos se diga lo que se diga hicieron algunos y muy buenos trabajos

Chespiro dijo...

Disiento con comiquero. Ahora parece que hay una moda de ensalzar a los apócrifos, que si la elegancia de tal, el trazo de cual...
Quitando a Casanyes, que pudo haber desarrollado un estilo propio, los Mortadelos hechos por apócrifos representan lo peor de este arte que nos apasiona: el cómic convertido en industria, un guion y un dibujo que va cada uno por un lado, la falta de eficacia para plasmar narraciones en imágenes, etc.

Comiquero91 dijo...

He dicho algunos no todos ni mucho menos, pero si que hay historietas, o cómics hechos por apócrifos que todo y estar hecho solo por la pasta que daban los personajes llegaron a tener la misma o incluso mas calidad que algunos álbumes del autor original, pero claro esta que fueron mas bien pocos y casi todos por Casanyes

Mortadelón dijo...

En la época brugueril en la que se dieron los apócrifos, ni el más esforzado de todos le llegaba a la suela del zapato a Ibáñez, ni en el más flojo de sus álbumes. Lo que sucedió después con esa fusión de apócrifos consentidos en Edicions B es harina de otro costal. Quizás Casanyes quiso desmarcarse un poco de la mera copia (y sus primeras historietas lo eran), y así parió un par de álbumes notables. Pero en cualquier caso, los apócrifos representaron lo peor de la Editorial. Así lo pienso yo, vamos.

Iznogud dijo...

Al menos gracias a los apócrifos podemos comparar y apreciar lo bueno que es Ibáñez. Además de darnos a los aficionados debates tan divertidos cada vez que se habla de los apócrifos. Rios de tinta (o en el caso de los blogs, rios de bytes.)