miércoles, octubre 03, 2007

Vampiro


Ibáñez no se prodigó mucho dibujando en el Mortadelo Especial. Los primeros números fueron apócrifos, luego le cogió el pulso y dibujo unas cuantas aventuras que se correspondían con el tema tratado en la revista. Cuando no llegaba por su sobrecarga de trabajo se solventaba reciclando aventuras antiguas, y finalmente Casanyes se encargaría de ilustrar mortadelos en los especiales.
Las contadas historietas de Ibáñez en esta publicación se pueden considerar memorables.

Vampiro apareció en el Mortadelo Especial Vampiros, número 10 de 1976, y es una obra maestra que sobresale en esa etapa de creación del autor. Basculando sobre una anécdota ya vista con anterioridad, sobre todo en los clásicos de la comedia, esto es, una recién leída obra literaria de terror sugestiona a alguien y le hace creerse cosas que en su cotidianeidad serían pasadas por alto. Influye en su comportamiento, y a partir de ahí surge el gag.Filemón, personaje poco dado a la lectura, tras leer un libro sobre vampiros y descubrir que no se refleja en un espejo (Mortadelo lo rompió) hará todo lo posible para deshacerse de la maldición vampírica o al menos sobrellevarla con dignidad, siempre requiriendo la ayuda de Mortadelo. Toda la imaginería que rodea a la tradición de los nosferatus es tratada por Ibáñez en gags perfectamente hilvanados, y fantásticamente resueltos. Los ajos, la estaca, los ataudes... También echa mano de ritos más propios de la brujería, como ese "colocarse sobre una teja impregnada con resina de pino gallego, y echarse aceite de becerro huérfano sobre la cabeza".


Otro gag, la de comerse una flor que crece en mitad del abismo, sin duda hace referencia a la película el lobo humano (werewolf of london, 1935), en la que un botánico busca una extraña flor en el Tíbet y bueno, ya supondrán lo que le sucede. El gag de los colmillos es uno de los más logrados de la historieta y con esto quiero decir mucho, pues los demás no son moco de pavo.

Ibáñez repetirá experiencia con el hombre lobo, y siempre que pueda echará mano de los monstruos clásicos. Ya lo ha dicho alguna vez el autor, todo el cine clásico está presente en las aventuras de los agentes, el cine cómico de Hal Roach o el terror de los estudios Universal.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Con esta historieta me parto.

Iru dijo...

¡Era una de mis historietas favoritas! Tanto que aún me acuerdo de ella. ¡Un besico!

Fran Reyes dijo...

En qué número de Olé sale esta historieta? No consigo recordarlo...

Chespiro dijo...

Un análisis muy interesante, Mortadelón. Me encantaría tener esta historieta, pues es una de las poquísimas que ni tengo ni he podido leer nunca.
Sólo un matiz. Eso de que Filemón es poco dado a la lectura...vale en el caso de los libros, pero al periódico bien que le da, sobre todo al principio de las historietas o "capitulitos" de las historias largas.

Iznogud dijo...

Que gran aventura "corta". A la altura de otras grandes clásicas como la de Supermortadelo, el caso de la patata y el Supergamberro. ¿Para cuando un recopilatorio cronológico de estas breves historias no apócrifas? Seguro que Ediciones B ni se ha planteado algo así.

Mortadelón dijo...

Iru, para mi tambien es una de mis favoritas.
Fran Reyes, tendría que mirarlo, lo busco y te lo pongo aquí.
Chespiro, ahora que dices, cierto es lo de Filemón y los periódicos (aunque creo que los compraba en el trapero), y aparte están las dotes literarias, pues creo que ha escrito su autobiografía un par de veces.
No es complicado un recopilatorio de historias cortas, pues casi todas pertenecen a Super Mortadelo y Mortadelo especial, antes de hacerse apócrifas.
Un saludo a todos.

Mortadelón dijo...

Esta historieta aparece en el número 66 de la actual Olé.

Chespiro dijo...

Jaja, es cierto. Olvidaba sus intentos autobiográficos.