domingo, diciembre 17, 2006

Rompetechos busca su página (X)


Lo de las personalidades contrapuestas es una tónica habitual en los personajes de Bruguera. Un claro ejemplo son los agentes de la TIA, solo que ambos dos rebuznan al unísono. Escobar ideó una pareja, Don Óptimo y Don Pésimo, para completar su cupo de personajes. Los mismos nombres describen sus caracteres, así que hay poco que añadir. Que a Don Pésimo se le dan unos aires a lo Tip, de Tip y Coll (estos fueron después) o que Don Óptimo se parece mucho a Oliver Hardy, el Gordo que acompañaba al Flaco, Stan Laurel, aunque más menudo. Una pareja singular, en todo caso.

3 comentarios:

Gordito Relleno dijo...

Don Óptimo y don Pésimo o el día y la noche. Qué reacción ante el escaparate de ambos que nos da claramente una idea de la filosofía de vida de cada cual. Es curioso pero estos personajes siempre los tengo muy presentes cuando analizo mi lado optimista y pesimista, son como una especie de iconos conductivos que me acompañan desde pequeño.¡Y es que uno acaba siendo el resultado de tanto tebeo...!

sett dijo...

Yo tambien,siempre que se habla de alguien optimista o de quien le busca lo negativo a todo salta en mi memoria la imagen de esta pareja de Escobar.

francis dijo...

cuando alguien tiene mucha suerte lo que yo digo es: ¡menudo Feliciano! por lo de aquel otro personaje.