jueves, noviembre 09, 2006

Cameos (III)


En esta historieta de una página de los años 60 apareció un invitado de excepción: El Doctor Cataplasma. Aparece en la última viñeta, pero es fundamental para rematar el chiste. Mortadelo se encuentra mal y Filemón le recomienda que le vea un doctor. Y así, Mortadelo se pasea delante de él toda la mañana, pero al cabo se sigue encontrando igual de mal.


El Doctor Cataplasma surgió de la artística mente de Martz Schmidt (Gustavo Martínez Gómez), un artista muy completo: publicista, escenógrafo, muralista e historietista de pro, entre otros menesteres. Este prolífico autor, nacido en Cartagena en 1922, se afincó en Barcelona en 1949, y dos años después recaló en Bruguera. En el número 1.139 de Pulgarcito (1956) creó al Doctor, un anciano resabiado y malhumorado, muy diestro fabricando elixires, y le dotó de una ayudante de color, Panchita, una matrona clavadita a la de "Lo que el viento se llevó". Schmidt creó otros personajes como El profesor Tragacanto y su clase, que es un espanto (parecido al buen doctor en el aspecto), Troglodito, Don Danubio. El sheriff Chiquito, La pandilla Cu-cux-plaf, la oronda Deliranta Rococó, entre otros. Continuó la labor de Jorge retomando el personaje de Doña Urraca hasta que se vió interrumpida su labor por culpa de la censura. Fue un fijo de la revista Mortadelo, durante los años 80. Ya extinta Bruguera se unió al barco de Grijalbo ( Ibáñez, Raf, Segura ) en la revista Guai, donde publicó a Cleopatra.De vuelta a Ediciones B comandó un equipo de dibujantes que realizaron nuevas historietas de sus personajes clásicos. Falleció en 1998.
Se puede considerar a Matz Schmidt uno de los más destacados creadores de Bruguera, y un maestro de la historieta con todos los honores.

7 comentarios:

sett dijo...

Ehhh y Deliranta rococó????

No era de shcmitd?

Marcos_JW dijo...

Yo realicé mi particular visión para la revista EL CHOCHOLOCO de este personaje
(http://i2.photobucket.com/albums/y2/editorialcornoque/kataplasma.jpg)

orion_rigel dijo...

Iba a comentar lo mismo, pero sett se me adelanto ¿Como has podido olvidar a la oronda aristócrata?

Por cierto ¿a qué se debió la censura de Doña Urraca?

Mortadelón dijo...

La olvidé, la olvidé. Los años jugaron una mala pasada a mi memoria. La censura, creo fue por la temática y por las gasas etéreas que usaban como vestimenta las brujas invitadas. Que alguien lo confirme.
Saludos.

Wayne Campbell dijo...

Guai!
Veo que esto de los cameos va camino de ser sección fija!
¿Quien será el siguiente?

Miguel Estrugo dijo...

El busto dedicado al 'Gran Ibáñez' que aparece en esa misma viñeta también tiene bastante gracia. Mira, mira... ¡tiene pelo! :)

Gordito Relleno dijo...

Cierto, Mortadelón. La censura se debió a que unas brujas llamadas "las hijas de la noche" o algo así debieron tocar la fibra erótica de algún censor.