lunes, noviembre 27, 2006

Los juegos de ordenador (I)


Mortadelo y Filemón también han hecho sus pinitos en el mundo de la informática. Varios son los juegos protagonizados por la pareja, de relativo éxito en nuestro país. Mi opinión es que estos juegos no llegan a la altura del zapato a las historietas (cosa lógica por otra parte). Pero es que además apenas han sabido captar su espíritu, y a nivel de jugabilidad son desastrosos. De hecho, jugando a Dos Vaqueros Chapuceros, mi desesperación fue tal, que me olvidé por completo de seguirle la pista a este tipo de merchadising. Ibáñez aparece como asesor, pero solo de boquilla.

El juego que comento hoy, el primero que apareció sobre los personajes, se titulada "Mortadelo y Filemón". Apareció en 1987, para Amstrad, Commodore y Spectrum, el antepasado de las consolas en cuanto a cantidad de juegos, y del pc en cuanto a la posibilidad de fabricarlos mediante programación. A cualquiera que se les pregunte por este tipo de ordenadores, los recordará con afecto, aunque hay que apuntar que los tiempos de carga se hacían eternos, más en el caso del Spectrum, y la calidad gráfica distaba mucho de ser atractiva. Según se comenta, la versión para Spectrum fue la mejor de las tres, por la claridad y limpieza de los gráficos, pues los colores de las otras dos versiones provocaban que los dibujos no resultasen fluidos y se viesen regular. La compañía alemana Magic Bytes fue la encargada de realizarlo, y Dro soft lo tradujo y distribuyó por nuestro país. Poco después este juego contaría con una segunda parte, que comentaré en otra entrada.

El argumento es muy simple: M y F deben enfrentarse a los esbirros de la A.B.U.E.L.A. para rescatar al Dr. Bacterio, previamente secuestrado.A lo largo del juego se toparán con dificultades y peligros que deberán sortear o bien con los disfraces de Mortadelo o con la astucia de Filemón. El escenario consiste en un mapa exterior de escaso recorrido, y el alcantarillado, más largo, hasta encontrar el paradero del Profesor haciendo uso de objetos repartidos a lo largo del camino. Un detalle original y divertido es la aparición del mismo Ibáñez (en caricatura) dando consejo al jugador.

Aparecieron dos versiones de la carátula, la alemana y la española. Los dibujos que aparecen están extraidos de varias historietas, como la de A por el Niño. Pero se trata de calcos o copias, bastante patéticos. Un trabajo pobre para ser lo que vendía el juego. En la versión alemana se han sustituido las figuras de Ibáñez, por otras ajenas al autor, que hasta mi sobrino haría mejor. Algo incomprensible, pero escalofriántemente real.
Lo mejor, un desplegable que simulaba un periódico incluido en el juego.

En este otro enlace les pongo la entrevista que concedió Ibáñez en el número 174 de Microhobby. "El juego que han hecho con mis personajes me parece algo increíble" decía. Y tanto, y tanto...

Imágenes cortesía de Juan Antonio Noé.

6 comentarios:

Ricardo Peregrina dijo...

Este juego lo tenía yo para mi Amstrad, y tratándose de Mortadelo y Filemón puse todo mi empeño en que me gustase... pero era un tostón de campeonato. Nunca tuve claro cuál era el objetivo final del juego.
Además a Filemón en pantalla le faltaban los dos pelos.

Anónimo dijo...

¿La segunda parte de este juego era una en la que Filemón se dedicaba a recoger gallinas? Yo la tuve... Y sí, era muy chungo, a parte de que la cara A (estamos hablando del plestioceno en cassette) era imposible de pasar y para entrar en la cara B había que poner contraseña.
Una castaña, pero entrañable a su manera, claro.

J.A.NOÉ dijo...

Muy bueno el resumen! Me encantan estas series de artículos (las mejores historietas, los cameos.. y ahora los juegos de ordenador).
Yo destacaría de la entrevista que le hicieron a Ibañez, que su impresión del juego es la misma que la que tiene de los dibujos animados o de la película de imagen real… siempre dice lo mismo!
Hola Ricardo! Yo también tenía la versión de Amstrad. Lo cierto es que tener que esperar casi 30 minutos que tardaba en cargarse aquello (wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii – kzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz), más tratarse de un juego “injugable” (valga la contradicción) hizo que me cansara enseguida de él.
El segundo juego era un poco más jugable, pero ya me pilló en edad más avanzada y cambio de ordenador, y sólo echaría un par de partidas, pero recuerdo que me gustó más.

Ricardo Peregrina dijo...

Ja, ja,... es verdad, Juanan, Ibáñez siempre dice lo mismo, le parece maravilloso el producto cuando se trata de hacer promoción pero pasado el tiempo despotrica de ello. Es lo que hizo con la serie de dibujos de la tele.

Queco dijo...

Lo tenía para Spectrum, era bastante malo.
La secuela también la tenía, era bastante mejor y más divertida, no sólo no era imposible de pasar sino que era bastante fácil, fue uno de los pocos juegos que me completé.
No he jugado a las aventuras gráficas de PC, y eso que soy un fanático del género, me han dicho que son flojillas pero jugables, ¿alguna opinión?

Mortadelón dijo...

Flojillas si que son, dejan bastante que desear. Jugables hasta cierto punto, porque cansan enseguida y no animan al juego, la verdad. Es que claro, comparándolas con genialidades como Monkey Island, o incluso con Runaway que es española (no meto a la abadía del crimen en el saco, porque ya es vieja) no hay color.